EDITORIAL

Supone un gran reto la Nueva Evangelización y Carlo sigue pidiéndonos cada vez más: poner las tecnologías al servicio de la evangelización. Esto es lo que hemos bautizado como TecnoExpoCarlo o TEC, por la similitud que tiene con la TIC (tecnología de la información y la comunicación) , un proyecto mitad investigación mitad acompañamiento espiritual.

Para materializarlo, Carlo nos ha ido trayendo a la pantalla del ordenador los nuevos materiales ( unas veces se trata de catequesis, otras magníficas conferencias, trabajos de investigación rigurosos sobre alguno de los Milagros Eucarísticos), o nos presenta por las redes de YouTube a los verdaderos cyber-apóstoles, los auténticos "influencers" de Dios, que nos van a enseñar a rezar, a meditar la Palabra, a conocer el Magisterio de la Iglesia, profundizar en los Milagros Eucarísticos, etc.

¿Y para qué todo esto?, podríamos preguntarnos. La respuesta: para CONOCER, AMAR Y SERVIR A DIOS... y a todos a los que Él ama.

Entenderemos con la ayuda del Beato que es posible ser Santo con lo que tenemos a nuestro alcance en el siglo XXI (posible y obligatorio, como nos ordena el Señor: " "Vosotros, pues, sed perfectos como es vuestro Padre celestial" (Mt 5, 48)... ¡sí, ser Santo es fácil! si sabes lo que tienes que hacer y te dejas acompañar por Aquél que entregó Su vida en una Cruz, que te habla, por el que te da el Pan de Vida y Su Sangre para que tengas la Vida Eterna: "La Eucaristía es mi autopista hacia el Cielo".“Se va derecho al Paraíso si nos acercamos cada día a la Eucaristía”. “Mucha gente, según creo, no comprende verdadera y profundamente el valor de la Santa Misa, porque si se diera cuenta de la gran fortuna que el Señor nos ha dado, dándose como nuestro alimento y bebida en la Hostia Santa, iría todos los días a la Iglesia para participar de los frutos del Sacrificio celebrado, y renunciaría a tantas cosas superfluas …”

Eres sarmiento, y solo permaneciendo junto a Él, la Vid verdadera. Entenderás que sin Él no puedes hacer nada y que además de un cuerpo:

  • tienes un alma que ha de ser alimentada, ejercitada, embellecida, cuidada... Carlo no entendía: “por qué los hombres se preocupan tanto de la belleza del propio cuerpo y no se preocupan de la belleza de su alma” “Jesús es Amor, y cuanto más nos nutrimos de Él, que se hace alimento y bebida para nosotros a través de la Eucaristía, que contiene realmente Su Cuerpo, Su Sangre, Su Alma y Divinidad, más aumentaremos nuestra capacidad de amar… La Eucaristía nos configura en modo único a Dios, que es El Amor”

  • y que también tienes al Espíritu Santo, recibido en el Bautismo, que busca a su Padre y al Hijo en ti.“Con los frutos de la Eucaristía diaria las almas se santifican en modo excelso y son fortalecidas especialmente en situaciones peligrosas, que podrían perjudicar su salvación eterna”. “Más Eucaristías recibimos, y más nos pareceremos a Jesús y ya, sobre esta tierra, pregustaremos el Paraíso”

Han pasado dos años, y más de 130 visitas guiadas-catequesis (presenciales y virtuales) que hemos realizado personalmente para ExpoCarlo; miles de personas han recorrido todas las sedes y en todas ellas constatamos lo mismo: hay una verdadera SED DE DIOS, sed entendida en las dos direcciones:

  • Sed de Dios hacia el hombre: "Tengo sed" (J 19,28), los Milagros Eucarísticos dejan grabado a fuego en nuestra alma la sed del Dios que sufre por cada uno que se condena por separarse de la Vid.

  • Sed del hombre hacia Dios: del que busca a Dios muchas veces sin saberlo, del que se perdió y alejado da vueltas sin tener un destino claro, y acaba bebiendo de aguas no puras (las de fuera de la Iglesia); del que camina como oveja buscando al Pastor; de aquel que carga con demasiado peso de culpas y teme acercarse a la Fuente...

Pero el Señor nos promete: "Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá" (Mt 7,7) y esta web, con la ayuda del Beato y con la dirección de Dios, nos acercará un poco a esa Agua Viva para saciar la sed que tiene el ser humano... y para saciar la sed de Dios hacia él...

1) Para ello, lo primero comenzaremos a ARAR nuestra propia tierra, solo así será posible este encuentro con Dios ("para vivir hay que morir", nos lo va a recordar un gran sacerdote..., quizás sea a los 15 años de edad como nuestro Beato: “El Señor me ha dado una llamada de alerta”, porque muchas veces nos atascamos: "¿De qué le sirve al hombre vencer mil batallas si después no es capaz de vencerse a sí mismo?”, ya que “Dios ha escrito para cada uno de nosotros una historia increíble, pero nos ha dejado la libertad de escribir el final”, o porque nos empeñamos en hacerlo nosotros sin contar con Él:" No yo sino Dios", “No el amor propio, sino la Gloria de Dios” ...¿estás preparado para tomar las riendas de tu vida y entregárselas al Señor? ¿vas a dejar que sane tus heridas, que arranque las piedras que cargas...? ¡Déjate arar!

No temas, nos van a ayudar a hacerlo nuestros colaboradores digitales. Entre ellos, dos látigos de la Palabra, que al más puro estilo de San Pablo, nos harán salir de la mediocridad espiritual: son el P. Ignacio Larrañaga, el P. José de Jesús Aguilar, el Dr. Castañón y el P.Ángel Espinosa de los Monteros, entre otros.

2) ORAR: "Orad, orad mucho...," les pidió el Ángel a los pastorcitos de Fátima, y nos pide hoy Carlo: “Es muy importante rezar e interceder para que Jesús sea amado y conocido por todas las personas de la tierra”.

  • ¿Sabes cómo rezar? Quizás nadie te enseñó y caminas a ciegas; no te apures, en internet encontrarás buenos guías, aunque no todos son iguales, ¡cuidado!...por eso Carlo nos ha traído a uno con gran don de palabra y pureza de corazón, "nuestro querido laico comprometido y padre de familia" Wilson Tamayo, que a diario nos desgrana el Evangelio del día, y nos pone deberes.

  • ¿Pero qué mejor atajo podemos coger que la Virgen María para aprender a orar? Si eres un niño, podrás tomar la mano de un genio de la comunicación con los más pequeños, el P. José de Jesús Valdés, y aprenderás poco a poco a rezarlo. Y si eres un adulto que no sabe manejar esta poderosa arma, de la que Carlo afirma: "El Rosario es la escalera más corta para subir al Cielo", Wilson Tamayo y su esposa nos acompañarán a diario para que lo manejemos bien.

3) CONOCER LA IGLESIA, para poder amarla sin caer en la censura, porque " Criticar a la Iglesia es criticarnos a nosotros mismos", y quizás un día poder decir como Carlo: “Ofrezco todos los sufrimientos que deberé sufrir por el Papa y por la Iglesia, para no ir al Purgatorio e ir derecho al Cielo” , para ello:

  • escucharemos al Papa Francisco (es el Vicario del mismo Cristo), rezaremos con él. Directamente desde Vaticano, para que no haya "interferencias ni virus en las redes"...

  • estudiaremos el Magisterio de la Iglesia, ya que sin conocerlo bien, no podrás amarla bien. Lo trabajaremos con dos de los grandes, Monseñor José Ignacio Munilla, Obispo de San Sebastián, que a diario desgrana el Compendio del Catecismo, y con el P. Santiago Arellano disfrutaremos del YouCat.

  • ¡Sudar, estudiar, orar fuerte!...

4) ...PARA AMAR LA IGLESIA,: ¿te gusta volar, descansar, soñar y viajar sin limitaciones de tiempo ni de espacio, y sin mascarillas?... Quizás, como Carlo, no sientas la necesidad de viajar a recorrer los Santos Lugares que recorrió Jesús hace 2000 años: Prefiero permanecer en Milán porque hay tantos Sagrarios en las Iglesias donde puedo ir a encontrar a Jesús a cada momento y, por lo tanto, no siento la necesidad de ir a Jerusalén, como allí. Jerusalén la tenemos bajo la casa. Si Jesús permanece siempre con nosotros, donde quiera que exista una Hostia Consagrada, ¿qué necesidad hay de ir de peregrinación a Jerusalén para visitar los lugares donde ha vivido Jesús hace 2000 años? ¡Si los Sagrarios fueran visitados con la misma devoción!” , o quizás no tienes la posibilidad de hacerlo en persona, ¡pero qué hermoso va a ser para todos descubrir, con la ayuda de las nuevas tecnologías cómo vivieron allí nuestros hermanos, qué tierras recorrieron los Apóstoles evangelizando a nuestros antepasados (gracias a los cuales estamos tú y yo ahora hablando de Él), cómo vivió Jesús en medio de Su pueblo. Para ello, contaremos con los viajes y la maravillosa narración documentada de éste " bendito de mi Padre", el P. José de Jesús Aguilar Valdés, y con su ayuda entenderemos cómo vive ahora también Jesucristo en medio de nosotros.

TEC va a ser tu gimnasio espiritual.

CONOCE A TUS ENTRENADORES AQUÍ (CLIQUEA)

¡No te lo puedes perder!

¡Conéctate a la Vida, está aquí!